lunes, 13 de febrero de 2012

22 de Enero de 1989


Pongamos las cosas en contexto histórico (no dije histérico). Veamos: ese día moría Alfredo Zitarrosa, al día siguiente tomaban La Tablada, como consecuencia de esto, por lo menos así lo veo yo (diría quien no creo que recuerdes, Guillermo Nimo) en Uruguay se da vuelta el primer plebiscito contra la amnistía que estaba ganando todas las encuestas, continuando así vigente la misma. Eran tiempos oscuros, muy oscuros, acá había hiperinflación, y poco tiempo después se vendría el riojano. Estaba todo negro, pero vos abriste los ojos, esos faroles enormes celestes alumbraron todas esas largas noches dándonos esperanza y fuerza para resistir. Eras como campanita, mágica, solo te faltaba volar, porque en tamaño eras parecida (y sigues siéndolo). Te voy a contar algo que nadie sabe: antes de caminar empujabas una silla hasta mi cama, ibas y vivías empujando y sosteniéndote con la silla y yo siempre el mismo hijo de puta te patee la silla un poquito, unos centímetros y fue ahí cuando diste tu primer paso hacia mi. Para eso soy tu padrino para educarte, enseñarte y darte un empujoncito cuando lo necesites. Ahora que estoy viejo le dejo ese trabajo al Chino, pobre muchacho!

4 comentarios:

  1. Gracias, cabezón.
    Me hiciste llorar.

    ResponderEliminar
  2. Imposible reemplazarte en ese puesto laboral, pero haré mi mejor intento... Igual, cada tanto voy a necesitar ayuda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ya estoy jubilado, ahora e tu problema negro ja, ja

      Eliminar